Inés Sainz

EL CÁNCER DE MAMA DE UNA AUTÓNOMA: EL CLUB DE LAS SILENCIADAS

¿Sabías que en España 1 de cada 8 mujeres desarrollará un cáncer de mama en su vida, según la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), el 90% de las cuales tiene altas probabilidades de no recaer una vez tratadas? 

 

De por sí un diagnóstico de cáncer es demoledor, y sumadas a las propias dificultades y cambios personales que comporta la vivencia de la enfermedad, muchas veces se añade la incomprensión en el entorno laboral y las dificultades de reinserción al puesto de trabajo una vez restablecida la salud. Además, cómo se afronta la vuelta al trabajo puede variar dependiendo del tipo de trabajo que se lleve a cabo (por cuenta ajena o propia). Concretamente en el caso del cáncer de mama, muchas veces esta situación puede suponer hasta un grave riesgo socioeconómico para la persona que tiene la enfermedad, dado que el 16% de las mujeres diagnosticadas disponen de bajos ingresos porque se encuentran en situación de desempleo o son trabajadoras por cuenta propia, por ejemplo.

 

Y es que, de hecho, una larga baja laboral puede arruinar a una trabajadora autónoma, la cual debe de lograr vivir con menos de 400€ al mes durante el transcurso de su enfermedad.

 

Hoy tenemos con nosotros a una mujer a la que admiro profundamente como mujer, madre y profesional, entre muchas otras cosas. Se trata de Inés Sainz, y con ella hablaremos de cómo  ha cambiado su ritmo de vida a raíz de ser diagnosticada con cáncer de mama en verano de 2019. Y cuya lucha la ha catapultado a la primera plana de los medios nacionales.

 

Inés Sainz

 

Pero yo me he permitido, porque así me lo ha permitido su generosidad, hacerle una entrevista muy especial, en la que nos explica, qué le ha supuesto como mujer profesional autónoma, padecer dicha enfermedad.

 

Inés Sainz es modelo y empresaria, ganadora del certamen Miss España 1997. Estudió Marketing y Comunicación y dejó las pasarelas para trabajar en el gabinete de prensa de Elizabeth Arden y posteriormente en el área de comunicación de diferentes empresas. En 2009 creó la agencia de comunicación y relaciones públicas “Back Up Comunicación y Prensa”, de la cual es directora. También es colaboradora habitual de Mujer Hoy a través de su blog Miss Experiences, a través del cual presta estupendos consejos de belleza y nos cuenta lo que se cuece entre las bambalinas de los eventos a los que acude.

 

Antes de nada… ¿quién es Inés y cómo te defines? Soy la mamá de Mateo, amante de las cosas sencillas y una apasionada de mi trabajo en la comunicación y las relaciones públicas.

 

¿Cuales son tus referentes dentro del mundo del liderazgo y emprendimiento femeninas? La verdad que mis referentes son personas anónimas. Muchas de ellas amigas. De hecho mi madre es un gran referente como mujer autónoma y ama de casa a la vez. Cada día le agradezco más que me haya educado como lo ha hecho.

 

¿Qué grandes aprendizajes adquiriste en tu carrera de modelo que te animaron a dar el salto y montar tu propia empresa? Quería conocer el mundo que existía detrás de las marcas de moda y belleza fundamentalmente. Porque unas triunfaban y otras no. Cómo eran sus procesos de selección a la hora de elegir un rostro para sus campañas de imagen. Qué presupuestos manejaban. Los distintos departamentos que se ocupaban de ello… Era pura curiosidad. Como modelo solo conocía una parte y mi mente necesitaba saberlo todo para poder luego yo tomar mis propias decisiones.

 

¿Qué ha supuesto para ti a nivel personal y profesional tu diagnóstico de cáncer de mama? A nivel personal ha supuesto dejar mi preciado anonimato a un lado por un bien que he considerado mayor. El resto de sentimientos y emociones me las reservo para mí porque no ha sido fácil pero no me arrepiento. A nivel profesional no ha habido mucha diferencia. He tenido que obligarme a un parón de varios meses. Algo impensable para un autónomo pero era ahora o nunca. Me lo he tomado como unas vacaciones obligadas para bajar el ritmo y el estrés y me está viniendo muy bien para replantearme algunas cosas en ambos sentidos.

 

¿Cómo ha afectado tu diagnóstico a tu día a día? Ahora que ya está asimilado y en tratamiento lo tengo totalmente integrado en mi vida. A las 18:00 dejo cualquier cosa que esté haciendo. Me subo al metro camino del hospital con mi música y un libro, media hora de radioterapia y vuelta a casa tan contenta pensando que ya queda un día menos.

 

¿Qué sorpresas positivas y negativas te has llevado a partir de que compartiste de manera abierta y pública tu nueva situación como enferma de cáncer de mama? Solo me ha traído cosas positivas la verdad. Las redes sociales me han demostrado con datos en la mano que el ser humano es bueno por naturaleza. La oleada de cariño por parte de mis seguidores antiguos y nuevos, así como de los medios de comunicación, ha sido impresionante. Y estoy feliz por la campaña de concienciación sobre la prevención que he iniciado con la ayuda de todos.

 

¿Cómo ha afectado tu enfermedad a tu trabajo siendo autónoma? ¿Has sentido comprensión y apoyo a tu alrededor, o bien te ha supuesto alteraciones importantes, más allá de tu propio estado de salud? Quitando un cliente que no me sorprendió en absoluto que rescindiera su contrato nada más enterarse, todo ha sido comprensión y cariño. Realmente solo he dejado la parte activa de mi trabajo. Todo lo que conllevaba mi presencia en eventos, presentaciones, entregas de premios, etc. Mi mente sigue pensando y creando igual que antes. Ya estoy trabajando con Víctor Blázquez la segunda parte de mi novela, por ejemplo. Así me he mantenido distraída.

 

Como mujer profesional por cuenta propia, ¿has contado con algún tipo de ayuda o recurso por parte de las organizaciones gubernamentales? ¿Qué protección puede esperar una mujer autónoma que se encuentre en esta misma situación? Jajaja, permíteme que me ría. Es que no me he molestado ni en mirarlo. Ya solo tramitar la baja de autónomos fue más de un mes de papeleos y conversaciones con la mutua. Para cuando me den una ayuda, que dudo que las haya, yo ya me he recuperado y estaré como siempre al 100%.

 

Desde tu punto de vista, ¿dirías que hay personas que silencian que sufren un cáncer por temor a ser despedidas o dejadas de lado en su carrera profesional? Claramente. De hecho es la primera reacción que tenemos todos. Quieres que se entere el menor número de gente posible por lo que pueda pasar. Un ejemplo. Imaginemos a una modelo de una marca de champú a la que le diagnostican un cáncer cuyo tratamiento pasa por la quimioterapia, lo que seguramente provoque que nuestra modelo se quede calva. Evidentemente te interesa silenciarlo al máximo porque vas a estar mucho tiempo sin poder trabajar y a tu cliente, lógicamente, no le va interesar dar esa imagen. Ahora que si yo fuera el cliente le daría la vuelta y haría justo lo contrario pero eso ya es otro tema.

 

¿Cómo podemos trabajar nuestra mentalidad para superar un obstáculo como el que estás viviendo? Creo que fue de Punset que aprendí que la mente es sumamente poderosa y nos juega malas pasadas. Tiende a quedarse en los pensamientos negativos. Lo he comprobado con las RRSS. Igual tenía algún post con 300 o 400 comentarios positivos. Y alguien escribía uno negativo. ¡¡Y ya me había dado el día!! Es que no me lo quitaba de la cabeza cuando realmente es tanto por cierto ridículo que no debería no molestarme en tenerlo en cuenta. Hay que saber detectar ese momento que te atrapa y salir de ahí lo antes posible. Yo lo intentaba transformar en humor y en buena onda.

 

Desde tu experiencia, ¿qué consejos les puedes dar a todas las mujeres profesionales que se puedan encontrar en el futuro con en esta situación para afrontarla lo mejor posible? Ayudar a los demás, ayuda mucho. Te sientes útil. Sobre todo cuando como yo has vivido una enfermedad en la que, salvo unas pequeñas molestias y el aburrimiento supino de la radioterapia, no has sentido dolor de ningún tipo. Y esto parece una tontería pero si ya te maquillas los labios de rojo ya te vas a sentir mucho mejor.

 

Y si nos pudieras dejar con un mensaje final… Solo puedo dejar uno, que las mujeres no podemos saltarnos nuestras revisiones ginecológicas anuales. Independientemente de la edad o de los antecedentes familiares. A mi me ha salvado la vida y también de un diagnóstico mucho más grave por haberlo cogido a tiempo. 1 de cada 8 mujeres tenemos cáncer de mama. Es un tanto por ciento tan elevado que significa que una de cada ocho compañeras de trabajo, una de cada ocho amigas, una de cada ocho madres del cole, tendrá cáncer de mama. Y prevenir es mejor que curar.

 

El día para pensar en el cáncer de mama, no lo marca un calendario que nos recuerda cuán importante es que las mujeres nos cuidemos a través de la prevención, colocándonos un lazo rosa en la solapa.

 

El día para pensar en el cáncer de mama, en no relegar esa cita anual de revisión con nuestro especialista ginecológico, es cada día.

 

Por eso, este post se publica de manera «atemporal», para que no nos olvidemos de las estadísticas, que ahí están, y nos cuidemos de una enfermedad que con prevención podemos erradicar y, sin ella, nos puede llevar a una lucha que puede acabar en un fatal desenlace.

 

Por todas las que lo están pasando, por todas las que lo han pasado y superado y por todas las que ya no están. 

 

Por todas ellas, aquí os dejo esta entrevista a mi particular vikinga, como yo la llamo, Inés Sainz.

 

#inessainz #cancermama #salud #saludfemenina #prevenciondelcancer #mujer #prevencion #todoslosdiascuentan #liderazgofemenino #autoliderazgo #luchadorascontraelcancer

 

Marian

Sin comentarios

Publicar un comentario

los 4 secretos del liderazgo femenino que impulsaran tu carrera hasta lo mas alto 2

Si deseas mejorar tus competencias de liderazgo para alcanzar tus objetivos profesionales más ambiciosos, te regalo mi e-book

“LOS 4 SECRETOS DEL LIDERAZGO FEMENINO QUE IMPULSARÁN TU CARRERA

HASTA LO MÁS ALTO”

brush-gold-30